Abrir una lata Bonilla a la Vista. Disfrutar del sabor y crujido de sus patatas mientras picoteas de uno de sus cucuruchos es, en multitud de ocasiones, mucho más que un placer gastronómico y pasa a convertirse en una experiencia única. Te dejamos con diez momentos para compartir con Bonilla a la Vista ¿Cuál es tu favorito?

1.Una experiencia artística: visitar una exposición pictórica con un cucurucho de patatas fritas Bonilla a la Vista en la mano ¡Imposible resistirse! El año pasado estuvimos en la inauguración de la exposición de Brian Kokoska, además de participar en la iniciativa Estudos Abertos en A Coruña. Nos hemos quedado con ¡ganas de repetir experiencia!

2.Regatas: no podían faltar. En Bonilla a la Vista tenemos una relación estrecha y especial con el mar como bien sabéis, así que, a lo largo de los meses nos gusta irnos de regata. Tenemos que reconocer que lo que más nos entusiasma es ver a la cantera de regatistas ¡a toda vela!

3.Fiestas populares: sesión vemú, verbena y buena comida con el toque gourmet de Bonilla a la Vista, ¿qué os parece celebrar el San Froilán en Barcelona?

4.Música y videojuegos en Fnac: una vez al año… Eres socios de Fnac y te ofrecen una fiesta con descuentos, música en directo o puedes coger la consola y ponerte a jugar en mitad de la tienda. Haces todo esto saboreando las patatas Bonilla a la Vista ¿se merece o no estar en nuestro “top ten” de experiencias?

5.Mercadillo. Te encanta ir de compras y en cuanto escuchas la palabra mercadillo los ojos te hacen chiribitas, ¡a nosotros también! Tanto, que nos lo pasamos en grande en Zaragoza en el Bahnhoff Festival.

6.Sesión de cine y patatas: ¿se te ocurre mejor combinación? Da igual que te vayas al cine de tu ciudad, que alquiles una película o que sea noche de estreno. Ya sea comedia, de intriga o de terror, las patatas fritas Bonilla a la Vista combinan con todo.

7.Pádel: por parejas o individuales, hay que reconocer que sienta genial abrir una lata de patatas Bonilla a la Vista después de un partido de pádel. El año pasado, nos fuimos hasta Mallorca para participar en un torneo.

8.Ya sea invierno o verano, nos rendimos a todo un clásico: el “terraceo”: Quedas con unos amigos, te sientas en la terraza y para acompañar tus consumiciones te ponen unas patatas Bonilla a la Vista ¡Y qué feliz te han hecho!

9.Ponte elegante que nos ¡vamos de boda! Estás esperando por los novios picoteando unas patatas 10 y parece que el tiempo se va volando. El año pasado estuvimos en la boda de Pelayo Díaz y Andy McDougall ¿quién se dará el sí quiero este año?

10.¿Y si nos quedamos en casa con un buen libro? Después de tanto ajetreo, por qué no tumbarse en el sofá para sumergirte en una historia de las que ¡enganchan tanto como nuestras patatas fritas!

Empleamos cookies propias y de terceros que nos sirven para analizar la navegación y mejorar la interacción con las redes sociales. Si continuas navegando entendemos que estás conforme con su uso. Puedes obtener más información o conocer como cambiar la configuración en nuestra política de cookies Ver política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar